Se trata de una técnica de grabado en relieve. Se conoce también como xilografía al hilo. Consiste en trasladar un dibujo a un bloque de madera dejando en relieve las partes que corresponden a las lineas del mismo y vaciando el resto. Al imprimir se entinta la superficie que sobresale, siendo los huecos los que constituyen el blanco en la estampa. En la xilografía a fibra la madera que se emplea debe ser cortada en el mismo sentido del eje del árbol, es decir, en el mismo sentido de la fibra. Las herramientas utilizadas para el vaciado de los bloques de madera se asemejan a las utilizadas para la escultura en madera: cuchillas, gubias y escoplos. La estampa mas antigua que se conoce grabada por esta técnica es el Bois Protat (1370), atribuido a Bernard Milnet.

    La palabra xilografía proviene de los términos griegos “xylon” (madera) y “grafos” (grabado). En Oriente ya se practicaba para la estampación de tgejidos desde el siglo VII. En Europa los primeros testimonios son del siglo XIV (juegos de naipes, estampas religiosas y calendarios). Habrá que esperar hasta el siglo XV, con la difusión del papel, para poder hablar de la auténtica expansión de la xilografía.

 

    Maestro de la xilografía fue el alemán Alberto Durero (1471-1528), Entre sus seguidores destaca el grupo llamado de los "pequeños maestros", integrado por Albrecht Altdorfer, los Behams, Penez y otros.